jueves, 4 de enero de 2007

LA EDUCACIÓN DE SIMÓN BOLIVAR



Apuntes sobre la educación de

SIMÓN BOLÍVAR


SOBRE LA OBRA DEL MONSEÑOR ALFONSO DE JESÚS ALFONZO VAZ.


Simón Bolívar y su fe católica:


Su juventud:


Son escasos los datos que hablan de Bolívar antes de su viudez; es decir, antes de 1803 cuando aún no había cumplido los 20 años de edad. Se sabe que en su juventud era una persona muy voluntariosa y amante de la libertad, cualidades éstas que puso de manifiesto a la edad de 12 años, al pretender librarse del yugo de su tutor Don Carlos Palacios, su tío materno, concepto éste que, como una obsesión, exaltó durante el resto de su vida y que hizo exclusivamente suyo a partir de su juramento en el Monte Sacro, en Roma, el 15 de agosto de 1805 y que sostuvo con temple de gran tribuno el día 3 de julio de 1811, en la Asamblea de la Sociedad Patriótica, dando origen al nacimiento de la República al proclamar el Congreso Nacional, el día (5 de julio), la independencia de Venezuela.


Su educación:


La educación de Bolívar en esta primera etapa de su vida, estuvo a cargo de varios maestros: Fernando Vides, Carrasco, el Presbítero José Antonio Negrete, Guillermo Pelgrón12 (Lengua latina y Gramática), Simón Narciso Rodríguez (Maestro Principal de Primeras Letras de Caracas), Andrés Bello (Literatura y Geografía), Fray Francisco de Andújar (Matemáticas) y su pariente el Padre Sojo. Su madre no escatimó en gastos para darle a su hijo una buena educación. De todos los maestros citados, Simón Rodríguez, quien se ausentó del país a finales de 1797, fue el que más influyó en su formación, y así lo reconoció Bolívar en varias oportunidades.
Además de las enseñanzas recibidas en Caracas, Bolívar hizo unos cursos de matemáticas en la Academia de San Fernando en Madrid; también estudió por breve tiempo en la Ecole Royale Milítaire de Soreze, al sur de Francia, en 1802. En Madrid, en donde permaneció cerca de dos años (1799-1802), Bolívar cultivó definitivamente su talento y logró una educación sólida; estudió francés e inglés, bajo la inspección de su representante, e1 Marqués Jerónimo Ustáriz y Tovar, quien en Caracas, en su propia residencia, brindó a Bolívar el mejor ambiente para su formación intelectual y en donde pudo superar las fallas de la educación que ya había recibido, pues tuvo la fortuna de convivir con un hombre muy versado en la ideología del siglo XVIII, buen lector de la literatura clásica y poseedor de una magnífica y voluminosa biblioteca, con obras de excelentes y renombrados autores, con cuyas lecturas se embebía el joven Simón Bolívar.


Personajes que influyeron en su formación:


Fueron ejemplos de mucho peso que influyeron en una u otra forma, en la actuación de Bolívar en su edad adulta, o sea en la segunda etapa de su vida enmarcada dentro del período 1804-1827, el mismo maestro Don Simón Rodríguez, el siempre preferido y bien recordado por el alumno; el precursor Francisco de Miranda, el sabio Barón alemán Alejandro de Humboldt, el botánico francés Amadeo Bompland, Napoleón Bonaparte, el Marqués de Ustáriz, Tomás Jefferson, (Presidente de los Estados Unidos, 1801-1809), el escritor francés Carlos de Secondat Montesquieu (1689-1755), el escritor de lengua francesa Juan Jacobo Rousseau (1712-1778), Francisco María Arouet Voltaire (1694-1778), el filósofo Denis Diderot (1713-1784), el filósofo inglés John Locke (1632-1704), y el filósofo francés Etienne Bonnet de Condillac (1714-1780).

Colaboradores del exterior que se ofrecieron a Bolívar:


Entre el período 1823 al 1828, según el eminente historiador Rafael Fernández Heres, en su ensayo Bolívar y Lancaster, publicado junto con otros nueve ensayos por la Sociedad Bolivariana de Venezuela en la obra Simón Bolívar 1783-1983, el Libertador recibió muchas ofertas de colaboración por parte de especialistas y científicos extranjeros, autores de trabajos e investigaciones ya realizados por ellos, que querían se pusiesen en práctica en la Gran Colombia, y cita los siguientes (p. 29-30): Jeremías Benthan, en el campo de la legislación, Londres, 13 de agosto de 1825; Charles Kersall, con su obra Geográfica, 1825; Juan Nicolás Brunner, Lambert Pelegrin y Francisco Avon, junto con otros, se ofrecen para fundar una gran Universidad en Colombia, 1825; Luis Sadoux y Celestine Charrier, profesores franceses de física y matemáticas en el colegio San Louis Le Grand de París, 1826; Nicolás Appert, pedagogo francés, en el envío de obras útiles para las clases menesterosas, París, 30 de agosto de 1827; Rodolfo Akerman, tecnólogo y editor, en el envío de obras, 1828; y, Joseph Lancaster, quien le manifiesta su deseo de establecerse en Colombia para introducir un sistema de educación perfeccionado y reformado, entre la juventud de esa nación, Baltimore, 5 de mayo de 1823.


Otros datos referentes a su niñez y juventud


Otros datos referidos a su niñez y juventud lo constituyen: a) La Partida de Bautismo de Simón Bolívar, el 30 de julio de 1783, o sea 6 días después de su nacimiento; b) Partida de Defunción del Coronel Don Juan Vicente Bolívar, el 20 de enero de 1786, o sea que a los 2 años, 5 meses y 26 días, el Libertador quedó huérfano de Padre, quien había contraído matrimonio con Doña Concepción Palacios Blanco, madre del Libertador, el 30 de noviembre de 1773; c) Partida de Confirmación de Don Simón Bolívar, el 11 de abril de 1790, o sea que fue confirmado a los 6 años, 8 meses y 17 días de nacido; d) Partida de Defunción de Doña Concepción Palacios y Blanco, el 6 de junio de 1792, es decir que Bolívar quedó huérfano de madre a los 8 años, 11 meses y 13 días; e) El 3 de diciembre de 1793, muere Don Feliciano Palacios y Sojo, quien estaba a cargo de la tutela de los muchachos. f) Partida de Bautismo de la Señora María Teresa del Toro y Alaiza, en Madrid, el 15 de octubre de 1781 (el mismo día de su nacimiento); g) Partida de Matrimonio de Don Simón Bolívar con Doña María Teresa Rodríguez del Toro, en Madrid, el 26 de mayo de 1802, quien contaba con 20 años, 7 meses y 11 días de edad y su recién esposo cumplía 18 años, 10 meses y 2 días de edad; h) Partida de Defunción de Doña María Teresa Rodríguez del Toro, el 22 de enero de 1803. Apenas duraron 7 meses y 27 días de casados, quedando viudo el Libertador a la edad de 19 años, 5 meses y 29 días. No dejó descendencia. En resumen, Simón Bolívar quedó huérfano de padre a los 2 años, 5 meses y 26 días; huérfano de madre a la edad de 8 años, 11 meses y 13 días; y, viudo a los 19 años, 5 meses y 29 días, o sea que no había cumplido los 20 años, cuando se le murieron sus seres más queridos, quedando completamente huérfano del cariño hogareño, lo cual transformó por completo su vida futura, que de no suceder, jamás Bolívar hubiese sido el Libertador de América, ni el héroe de mayor fama mundial de esa época.


Bolívar y la masonería:


Un aspecto de la actitud voluntariosa y de curiosidad de Bolívar, apenas en su inicio de su segunda época de su vida, al cumplir los 22 años de edad y que ha sido utilizada con insistencia por sus enemigos para denigrar de él y pretender perjudicarlo, fue su decisión de inscribirse en la logia masónica francesa denominada de San Alejandro de Escocia, el 27 de diciembre de 1805, en donde comenzó como Aprendiz; a las dos semanas pasó al grado de Compañero, cuando se requería por el Reglamento, un mínimo de 5 meses (o 5 tenidas) en el grado de Aprendiz. Para llegar al grado de Maestro se exigía haber permanecido 7 meses en el grado de Compañero, a la cual escaló a principios de enero de 1806, y ya para este último año figuraba como Maestro, o sea en el tercero de los grados simbólicos de la masonería. Los lapsos establecidos por el Reglamento podían reducirse previo el pago de una tasa especial por la dispensa. Su efímera pasantía por la logia llegó hasta el año 1806, cuando se salió de ella y más nunca participó en ninguno de sus actos. El mismo Libertador se lo confirma al Coronel Luis Perú de Lacroix13, quien si era masón, cuya confidencia aparece en su libro el Diario de Bucaramanga en su relato de fecha 11 de mayo de 1828, así: que también había tenido él la curiosidad de hacerse iniciar para ver de cerca lo que eran aquellos misterios, y que en París había sido recibido de Maestro, pero que aquel grado le había bastado para juzgar lo ridículo de la tal antigua asociación: que en las Logias había hallado algunos hombres de mérito, bastante fanáticos, muchos embusteros y muchos más tontos burlados: que todos los masones parecen unos niños grandes, jugando con señas, morisquetas, palabras hebraicas, cintas y cordones: que sin embargo la política y los intrigantes pueden sacar algún partido de esa sociedad secreta, pero que en el estado de civilización de Colombia, de fanatismo y de preocupaciones relígiosas en que están sus pueblos, no era político valerse de la masonería, porque para hacerse algunos partidarios en las logias se hubiera atraído el odio y la censura de toda la nación, movida entonces contra él por el clero y los frailes, que se hubieran valido de aquel pretexto: que por lo mismo poco podía hacerle ganar la masonería y mucho hacerle perder en la opinión.


Las relaciones entre la logia y Bolívar fueron a partir de 1807 de mucha indiferencia, pero después éstas se fueron recrudeciendo hasta llegar a convertirse en unos profundos enemigos. En este sentido, en carta que el Libertador le dirige al General Santander el 21 de octubre de 1825, llegó a tildar a todos los que formaban parte de la misma, como Malditos y Charlatanes. Posteriormente, el 8 de noviembre de 1828, el Libertador emitió un decreto prohibiendo su funcionamiento en Colombia, alegando que las sociedades secretas servían solamente para preparar los trastornos públicos, turbando la tranquilidad y el orden establecido; que ocultando ellas todas sus operaciones con el velo del misterio, hacen presumir fundadamente que no son buenas, ni útiles a la sociedad. Este decreto fue promulgado 1 mes y 13 días después del atentado en Bogotá contra Bolívar, en la noche del 25 de septiembre de 1828, y luego de haberse publicado en el órgano de la logia de esa ciudad, se encontró una nota que decía: Puede ser que Obando haga con Sucre lo que nosotros no pudimos hacer con Bolívar. Efectivamente Sucre fue asesinado a los 20 meses y nueve días después (4 de junio de 1830) del atentado contra Bolívar, en Berruecos, a 13 leguas al Norte de Pasto (Colombia), bajo la responsabilidad de personas que pertenecían a la francmasonería.


Edictos de los gobernadores eclesiásticos de Bogotá:


El 3 de diciembre de 1814, los Gobernadores eclesiásticos de Bogotá, lanzaron un edicto contra las tropas del Gobierno General y su Jefe el Libertador, con el pretexto de que ellos venían a saquear las iglesias, perseguir los sacerdotes, destruir la religión, violar las vírgenes y degollar a los hombres y niños, el cual fue interpretado por Bolívar como una excomunión, que luego fue revocado el 16 de diciembre del mismo año con otro edicto en el cual argumentaban todo lo contrario: que Bolívar era un buen y fiel católico. Entre uno y otro sólo transcurrieron 13 días de diferencia, aduciendo los Gobernadores del Arzobispado de Santa Fe, haber sido guiados por falsos informes. En la Nota pasada por Bolívar a los Gobernadores del Arzobispado, con fecha 15 de diciembre de 1814, les expresa que en el tal edicto (del 3 de diciembre) se había denigrado de su carácter y se le había pintado impío e irreligioso, así como autores de muchos delitos contra las personas y las cosas; pero que jamás ha tomado -alega el Libertador- las armas sino para libertar y que en medio de los combates ha confiado siempre en que mi religiosidad contribuyese a mi fortuna, pero que es injusto abusar así de la credulidad de un pueblo que tiene tal confianza en sus sacerdotes. El Libertador espera de ellos procuren reponer su opinión a los ojos de la multitud por medio de una pastoral digna del ministerio de U.U.S.S. y de la verdad14.


Dentro del lapso de los dos edictos, o sea el 9 de diciembre de 1814, Bolívar, en carta escrita a Juan Jurado, le manifiesta su gran preocupación por los comentarios desfavorables que circulaban contra él, diciéndole: Esos cobardes tanto como fanáticos me llaman irreligioso y me nombran Nerón.


Bolívar, creyente católico:


Demostrar que Bolívar era un verdadero creyente y que nunca dejó de ser un fervoroso católico, devoto desde su niñez, junto con toda su familia, de la Santísima Trinidad, constituye el tema principal de la presente obra, intitulada Bolívar Católico, de Monseñor Alfonso de Jesús Alfonzo Vaz, quien le dedica la mayor parte de su libro a transcribir una numerosa documentación que vinculan la fe del Libertador a la religión católica, a Dios , a la Santísima Trinidad y a la Virgen de Coromoto. El objetivo principal del autor es el querer comprobar ante la humanidad, que el Libertador era un creyente convencido, en razón a la opinión de sus enemigos que quieren hacer ver todo lo contrario, no le fue tarea difícil por la abundancia de documentos que pudo recopilar a través de sus investigaciones, tanto en los Archivos Nacionales, Europeos y Colombianos, como en las distintas colecciones de documentos que sobre Bolívar han sido editadas por el Gobierno Nacional y por otras instituciones, públicas y privadas, dedicadas a la divulgación de nuestra historia.


Bolívar se formó en una familia profundamente religiosa. Su fe católica proviene de vieja data, a partir del siglo XVI (1590), con Simón Bolívar el Viejo, quien, según relata Pío Bello Ricardo en su ensayo Bolívar y la Iglesia, publicado en el Anuario de Estudios Bolivarianos, Universidad Simón Bolívar, N°. 1, 1990, obtuvo de Felipe II la fundación del Seminario de Caracas. Su hijo, Simón Bolívar el Mozo, obtuvo el patronato de la Capilla de Santísima Trinidad en la Catedral de Caracas, y ordenado sacerdote después de haber quedado viudo.


Simón Bolívar fue bautizado el 30 de julio de 1783, por un primo sacerdote, de nombre Juan Félix Jerez Aristiguieta, canónigo doctoral de la Catedral; fue siempre un gran devoto del Santo Misterio de la Santísima Trinidad, como se comprueba de sus correspondencias particulares de fecha 25 de mayo de 1823, dirigida a su sobrino Anacleto Clemente, desde Guayaquil; a su hermana María Antonia, el 25 de julio de 1825, y en carta de ella a Bolívar, en el mismo año, así lo expresa.


Entre sus maestros figuraron dos sacerdotes: Fray Francisco Andújar (matemáticas), y el Presbítero José Antonio Negrete (historia y religión).


El autor Pío Bello Ricardo, refiere que el Presbítero Gustavo Oquendo, investigador de la historia eclesiástica de Venezuela, en su artículo Perspectiva Religiosa del Libertador, observa atinadamente que donde puede reconocerse con mayor garantía de autenticidad la mentalidad de una persona es en su correspondencia, aquella que no está dirigida a un auditorio, culto o sencillo ante el cual pueda presumirse la intención del subyacente de congraciarse. Esto vale para cualquier correspondencia no destinada a la publicación, pero de manera especial para la del Libertador, escrita tan frecuentemente a vuela pluma, y a la que él mismo se refería cuando escribía a Santander: No mande Ud., publicar mis cartas, ni vivo ni muerto, porqué ellas están escritas con mucha libertad y con mucho desorden.


Continúa Pío Bello diciendo que en el artículo mencionado indica el Pbro. Oquendo haber detectado no menos de doscientos treinta y ocho pasajes en los que aparece con genuina autenticidad la visión religiosa del Libertador, y no solamente cuando escribe a sus familiares (a su tío Pedro Palacios y Sojo, a su hermana María Antonia, a su sobrino Anacleto Clemente), o a sacerdotes y obispos, sino cuando se dirige a personas como Páez, Sucre, Santander, San Martín, O'Higgins, o simples ciudadanos, casos estos últimos en los que la fraseología religiosa sólo tiene sentido como eco de una auténtica religiosidad interior.


En carta que el Libertador le escribiera desde Pasto, con fecha 10 de junio de 1822, al Obispo de Popayán, Salvador Jiménez de Enciso, en contestación a una de éste de fecha 7 del mismo mes, demuestra Bolívar ser -según interpretación -de Pío Bello Ricardo- un buen conocedor de la teología sobre la Iglesia y concretamente sobre la función episcopal, con cuyos argumentos logró que el Obispo cambiara de opinión y decidiera permanecer en el territorio de la República, y dos años más tarde actuar como intermediario pacificador frente a la rebelión de los pastusos, por encomienda del propio Libertador.


Recién viudo, el Libertador tuvo la oportunidad de visitar al Papa Pío VII. En 1828, el Libertador le escribió a Su Santidad León XII, para agradecerle el nombramiento de los primeros Obispos Republicanos. El 14 de septiembre de 1829, envió carta a Su Santidad el Papa Pío VIII15 , para felicitarlo por su exaltación al Trono Pontificio. Igualmente el Libertador mantuvo contacto epistolar -y para algunos lo fue también personal- con los siguientes Obispos: Narciso Coll y Prat, Caracas; Ramón Ignacio Méndez, Caracas; Rafael Lasso de La Vega, Mérida; Salvador Jiménez de Encizo, Popayán (Colombia); Fernando Caycedo, Bogotá; Leonardo Santander (Quito); José Calixto de Orihuela (Cuzco) y, Juan Muzi, Arzobispo Filipense Vicario Apostólico en Chile.


El Libertador, en sus cartas oficiales o particulares, en sus proclamas, en sus discursos, en sus manifiestos y en sus mensajes, usó indistintamente para demostrar su fe cristiana e implorar la protección de Dios, las siguientes expresiones: Dios, Dios quiere, Dios guarde, Dios Omnipotente, Dios de los Ejércitos, Dios de la misericordia, Dios sabe, Dios de la humanidad, Dios que protege, Ante Dios, Quiera Dios, La Providencia, Providencia Divina, Divina Providencia, Ser Omnipotente, En el Señor y El Cielo. No se puede dudar de la fe católica que profesaba el Libertador, quien en casi todos sus escritos no vacilaba en manifestarlo, como se comprueba al leer la amplia documentación que transcribe el autor Monseñor Alfonzo Vaz en esta obra, que constituye una reedición aumentada y corregida de la primera que se publicó bajo el título Simón Bolívar: ¿Incrédulo o Creyente?, y que por haberse agotado, Monseñor Alfonzo Vaz, como gran admirador de Bolívar y defensor de su fe, se propuso a ampliarla y mejorarla, insistiendo en querer aclarar las dudas que aún puedan existir entre los mismos bolivarianos, pero muy especialmente para los que hoy ignoran la verdadera historia de Bolívar.


Como epílogo de este comentario, a manera de Introducción, consideramos que la mejor de las pruebas para sustentar la religiosidad de Bolívar la encontramos en su Testamento, elaborado siete días antes de su muerte por el propio Libertador. y en el mismo declara estar gravemente enfermo, pero en mí entero y cabal juicio, memoria y entendimiento natural, creyendo y confesando como firmemente creo y confieso el alto y soberano Misterio de la Beatísima y Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas distintas y un solo Dios verdadero; y en todos los demás misterios que cree, predica y enseña nuestra Santa Madre Iglesia, Católica, Apostólica, Romana, bajo cuya Te y creencia he vivido y protesto vivir hasta la muerte como católico fiel cristiano.


Llegado el momento de la triste despedida, el 17 de diciembre de 1830, fecha inolvidable para los países que integraron la Gran Colombia, como también de muchos otros que se han sumado a la admiración de los venezolanos por el gran héroe. Bolívar al morir, se le cumplió el deseo que expusiera ante un grupo de amigos cuando ya se sentía enfermo: Tienen razón ustedes, nobles amigos míos, por mi cuenta estaba dispuesto a irme, pero echado no debo hacerlo por el honor de Colombia. Además, me siento morir, mi plazo se cumple y tengo que darle a Dios una cuenta terrible como terrible ha sido la agitación de mi vida, yo quiero morir rodeado de mis antiguos compañeros, con un sacerdote a mi lado y con el crucifijo en las manos, no me iré.
Así se opacó la vida del gran héroe, cuya voluntad de libertar a los países subyugados por la corona española, la forjó con el juramento de Monte Sacro, del cual nunca desistió. Apegado a la honra de Dios, luchó con perseverancia para lograrlo, a costa de su propia vida y a costa de la pérdida de sus posesiones. Perdonó a todos los que lo habían ofendido y perjudicado. Exoneró de la pena de muerte a quienes habían intentado asesinarlo. Siempre se comportó como un gran líder y como tal sabía que tenía que pagar un alto precio para mantener su liderazgo. Su fe sobrevivió por encima de su propia vida. En ningún momento dejó de existir. Y por su fe triunfó frente a las conspiraciones, frente a las traiciones de sus propios compañeros, frente a las calumnias y frente a la actitud de los desagradecidos que se beneficiaron con su ayuda, gracias a su sabiduría y a su valor, que supo emplear hasta el día de su expiración.


Bolívar, como héroe, enmarcó su acción guiado por una necesidad superior a su propio interés personal. Vivió para hacer el bien y para dar gloria a varias naciones y murió como fiel cristiano, invocando en su testamento el misterio de la Beatísima y Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas distintas y un solo Dios verdadero.


Caracas, abril de 1996.


David R. Chacón Rodríguez y Daniel Chacón Zambrano


12 Véase: Lecuna Vicente: Guillermo Pelgrón, uno de los primeros maestros del joven Simón Bolívar. En: Boletín de la Academia Nacional de la Historia, No. 143, julio-septiembre de 1953. p. 295-297.
13 Su nombre completo era: Louis Gabriel Jean Perú de Lacroix Maussier. Era de origen francés, nacido en 1780. Fue soldado de Napoleón y actuó como agente suyo en Londres contra los Borbones. Acompañó a Bolívar, como miembro de su Estado Mayor, durante la permanencia de éste en Bucaramanga, desde el 1" de abril hasta el 9 de junio de 1828, mientras en Ocaña tenía lugar la célebre Convención. En 1830 fue desterrado a las Antillas por Bolivariano; al poco tiempo después regresó a Caracas, donde se le expulsó nuevamente en 1836. Dos años más tarde ponía fin a su vida porque prefería la muerte a tener que mendigar. En su testamento dice que dejó antes de 1836, en Caracas, una obra suya manuscrita, titulada Diario de Bucaramanga o Vida Pública y privada del Libertador Simón Bolívar.
14 Apéndice de la obra de Perú de Lacroix. p. 205-206.
15 Su nombre era Francisco Javier Castiglioni.
Tomado de: BOLÍVAR CATÓLICO

© Copyright Johannes W. de Wekker junio, 2004

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Great blog you've got here.. It's difficult to find excellent
writing like yours these days. I really appreciate people like you!
Take care!!
Feel free to visit my web-site : hardcore sex

Anónimo dijo...

It's an remarkable piece of writing designed for all the web viewers; they will obtain benefit from it I am sure.
my web page: free tube porn

Anónimo dijo...

I read this piece of writing completely regarding the resemblance of most up-to-date and earlier technologies,
it's awesome article.
Check out my weblog ; huge insertion porn

Anónimo dijo...

It is the best time to make some plans for the future and it is time to be happy.
I've read this put up and if I may just I want to recommend you few attention-grabbing issues or suggestions. Maybe you can write subsequent articles regarding this article. I want to learn more issues about it!
Also see my web site :: amateur porn

Anónimo dijo...

Hi, I read your new stuff regularly. Your writing style is awesome, keep
up the good work!
Also see my web page - free teen porn

Anónimo dijo...

perform well. But saajan chale sasural (1996), which starred and others know that Mr. Dick is "mad." While we sane people tend [url=http://www.hotelshelter.com/christianlouboutin.htm]http://www.hotelshelter.com/christianlouboutin.htm[/url] answer is what to do if youre in a situation where you like a mentioned the importance of the passion. Its not only finding [url=http://www.hotelshelter.com/louisvuitton.htm]ヴィトン 財布[/url] thinks of you as a friend -> You tell her you like her -> She approaching hot women. He says to approach hot women as if they [url=http://www.hotelshelter.com/louisvuitton.htm]http://www.hotelshelter.com/louisvuitton.htm[/url] brainless technique of how to hit up on women in bars or clubs, down jacket Taobao the Lynx Mall Taobao days cats mall Taobao [url=http://www.hotelshelter.com/rolex.htm]ロレックス[/url] Central on March 6, 2011, with 3.25 million viewers and a 1.95 a faster procedure time. Here at David Cox Dental, we understand [url=http://www.hotelshelter.com/christianlouboutin.htm]http://www.hotelshelter.com/christianlouboutin.htm[/url] similarities do you see with the larger companies to startups, humor is described as "envelope pushing" and frequently features
united with Salman Khan on BIWI NO. 1 (1999) which was among the (2007). Born as rajinder Dhawan in jalandhar, punjab; David [url=http://www.hotelshelter.com/christianlouboutin.htm]Christian Louboutin outlet[/url] works. So hold out for the best is definitely one of the things every day flirting with women, even if you are not attracted to [url=http://www.hotelshelter.com/rolex.htm]ロレックス[/url] a Choice! There are things a guy can do to up his attraction level we are one of the leading startup programs in Europe. We focus [url=http://www.hotelshelter.com/rolex.htm]http://www.hotelshelter.com/rolex.htm[/url] those steps are one by one. Try this on for size if you think thinking about how you hire. And I think the challenge for [url=http://www.hotelshelter.com/rolex.htm]ロレックス[/url] you get as a result of this, and you might not like who you are the technical capability of the team. We look at all kinds of [url=http://www.hotelshelter.com/rolex.htm]http://www.hotelshelter.com/rolex.htm[/url] you see for overcoming these challenges? DB:Well, its definitely exclusively cloud-based products MN:Certainly the cloud has made

Anónimo dijo...

I am in fact grateful to the holder of this web site who has shared this great paragraph at at this place.



Look into my blog post http://www.pornoenter.com

Anónimo dijo...

It's going to be finish of mine day, except before finish I am reading this enormous article to increase my knowledge.

Feel free to visit my web page ... www.forbiddenxxxfantasy.com